RPB

Who

Posicionamiento SEO

Posicionamiento SEO: base para el marketing digital

El posicionamiento SEO consiste en una serie de estrategias de optimización que intentan llevar a un sitio web a la primera página de Google o cualquier otro motor de búsqueda. Se pretende con ello que destaque una web sobre otros sitios que comparten el mismo rubro. 

En pocas palabras, el SEO cumple la función de organizar y mejorar el contenido en internet por categorías, preferencias y relevancia. Lo que pretende hacer es destacar ciertas páginas web según un tipo de búsqueda específica.

Por tanto, hablaremos en este artículo sobre qué es el SEO, cómo funciona, qué tipos de estrategias de SEO existen y cómo te pueden ayudar a destacar en internet.

¿Qué es el posicionamiento SEO?

El posicionamiento SEO refiere a las mejoras algorítmicas-técnicas que recibe un sitio web para escalar en los primeros resultados de los motores de búsqueda. Asimismo, contempla las analíticas y estudios de rendimiento de un sitio web.

Posicionamiento SEO

SEO proviene del término inglés «Search Engine Optimization» u “optimización en motores de búsqueda”. En pocas palabras, contempla todo lo relacionado al tráfico orgánico que recibe una página web luego de que ha sido optimizada e indexada en Google.

Básicamente, el SEO intenta adaptar contenido a los motores de búsqueda. Se pretende que, a través de tráfico orgánico, una página web posicione y gane relevancia. 

¿Cómo funcionan estas estrategias? ¿Qué elementos usa el posicionamiento SEO para funcionar? Primeramente, se usan keywords, o palabras clave. Los motores de búsqueda funcionan con algoritmos y configuraciones preestablecidas. Es decir, se trata de comandos preconfigurados que filtran, categorizan, califican y priorizan el contenido en internet. Estas palabras claves ayudan a los buscadores para definir qué tipo de contenido responde a determinadas búsquedas de los usuarios.

Google SEO

Tipos de posicionamiento SEO

El campo de estudio del SEO es extenso. Pero, se puede dividir en tres grandes áreas:

  • SEO on-page. Las mejoras internas del contenido en una página web.
  • SEO off-page. La relación y vinculación de un sitio web con otras páginas (tanto internas como externas).
  • SEO técnico. El estudio técnico-analítico de un sitio web para propiciar optimizaciones.

Establezcamos algunas precisiones sobre ciertos conceptos del posicionamiento SEO:

  • SEO on page. Se trata de las mejoras internas del contenido en una web. Se basa en la arquitectura de una página web y la optimización de textos e imágenes tanto en la parte visible de una página como toda su metadata. Este tipo de SEO online busca consolidar sitios de fácil acceso para los usuarios, con textos e imágenes de calidad y que sean visualmente agradables. Para ello, pueden incluir un HTML bien organizados y estructurados, o gestores de contenidos reputados.
  • SEO off page. Refiere al enlace de una página web con otras. Es la relación directa de un portal en internet con toda la industria a la que pertenece. ¿Cómo se establece dicha relación? Con la ayuda de enlaces, links y URL. Es decir, para que un sitio web pueda indexarse, aunado al uso de keywords, se crean entrantes entrantes y salientes para construir una red temática. Dicha red se construye con menciones a sitios web de relevancia, referencias profesionales y vinculaciones de un sitio web con otro.
  • SEO técnico. Se trata de todas las estrategias de SEO para optimizar contenido o una página web. Implica el uso de métricas, softwares, estudios y checklists. Se incluyen diferentes programas y herramientas tecnológicas. Entre ellas: SEMRush, Ahref, Google Keyword Planner, Google Tag Manager, Google Search Console, Google Analytics, Yoast SEO, entre otros.

Estrategias para el posicionamiento SEO

Una estrategia de posicionamiento SEO busca crear contenido de calidad con pautas bien definidas. Para ello, debe hacerse un análisis de contenido y establecer ciertos parámetros técnicos-analíticos para evaluar qué tipo de optimizaciones son pertinentes en determinadas industrias. 

Por tanto, para el que contenido logre su cometido, es fundamental que exista una checklist. Es decir, se debe contar con un plan de trabajo riguroso que defina estrategias SEO. Asimismo, estos métodos, mínimamente, deben contar con los siguientes servicios:

  • Estudio de keywords. Evalúa cuáles son las palabras que utilizan lo usuarios para buscar un producto o servicio. 
  • Análisis de la competencia. Permite ubicar a todos los competidores en el mercado que pertenezcan a determinado rubro. Hay que evaluar las métricas de tráfico de sus páginas, qué hacen, cómo lo hacen.
  • Enlaces en una página. Aquí entra el link building. Se trata de los links con los que cuenta tu página web para vincularse con otros sitios de la misma industria.
  • Contenido de calidad. Anexar contenido en formato de texto e imágenes que sea adecuado para una búsqueda específica. De ser posible, el texto debe venir acompañado de materiales audiovisuales bien optimizados.
  • Auditoría SEO. Sugiere las evaluaciones que debe tener un portal web. Analizan su rendimiento, las palabras clave que utilizan, la calidad del contenido, entre otros.
  • Plugins, medidores y métricas. Básicamente, refiere a programas, adiciones o softwares que potencian el rendimiento de un sitio web. Un sitio con contenido interesante no es suficiente.

SEO y SEM. ¿Cuál es la diferencia?

El SEO no se reduce al posicionamiento orgánico. Existe una contraparte, el SEM, o el tráfico pago. SEO y SEM en teoría están conectados. Tienen como objetivo hacer que determinado tipo de contenido aparezca en los primeros resultados de un navegador. Lo que cambia entre uno y otro es el modo como se logra. 

A continuación, mencionamos cuáles son esas diferencias específicas entre el posicionamiento SEO y SEM:

  • Posicionamiento SEO.  Refiere a la optimización de contenido y de páginas web de forma orgánica y a largo plazo. Esto quiere decir que la página, manualmente, se ha preparado para que aparezca en las primeras posiciones de los navegadores. Este se logra con un sitio web responsive, un buen código HTML, contenido de calidad, imágenes y uso de palabras clave. Sus resultados se ven con el tiempo; los frutos del SEO no son inmediatos. Con informes de visualización y métricas SEO, una campaña de marketing tendrá éxito a largo plazo.
  • Posicionamiento SEM. SEM viene del término en inglés Search Engine Marketing, lo que en español se traduce como “marketing para motores de búsqueda”. También busca posicionar en la web. Pero, a diferencia del SEO, el SEM logra esto pagando una campaña. Es decir, pagas a Google para que cree un anuncio de tu página web. Junto a tu portal aparecerá una etiqueta a modo de “Ad” o «Anuncio» en el buscador. Sucesivamente, aparecerás inmediatamente en las primeras posiciones de las búsquedas. Esta estrategia tiene un costo que varía según la densidad de búsqueda de la palabra clave que desees usar.

En resumen, el SEO consiste en posicionamiento orgánico. Efectivamente, es la reputación que se va ganando en Google con contenido de calidad. En cambio, SEM lanza una web a los primeros resultados, pero de manera forzada y por tiempo limitado. El SEM, una vez que se deja de pagar, paralelamente, se deja de aparecer en los primeros resultados de las búsquedas.

Ventajas del posicionamiento SEO

Actualmente, el marketing y la publicidad están evolucionando escalonadamente. Se basa en el posicionamiento de contenido, el perfeccionamiento de estrategias para conocer cómo es la experiencia del usuario y las ventas online.

Hoy por hoy las empresas, marcas o emprendimiento logran triunfar en internet gracias a una campaña de contenidos. Por supuesto, el posicionamiento SEO se encuentra entre este tipo de estrategias de marketing.

El posicionamiento SEO tiene varias ventajas. Entre ellas:

  • Tráfico orgánico. A diferencia del SEM, el SEO trae tránsito orgánico. Dicho de otro modo, permite que los clientes (o potenciales clientes) lleguen a una web de forma natural, sin necesidad de pagar por campañas de marketing temporales.
  • Credibilidad y durabilidad. Como una estrategia SEO genera contenido optimizado y de calidad, esto produce una recompensa a largo plazo. Una vez que has incluido SEO en tu página, muy probablemente esta página contará con las herramientas necesarias para perdurar en el tiempo con mínimas o nulas modificaciones.
  • Métricas precisas y estables. El SEO es una estrategia de contenido cuantificable. Se puede medir con herramientas y programas. Así, se puede hacer seguimiento del rendimiento de una página web.
  • Contenido de calidad. Todo lo anterior viene acompañado de contenido bien trabajado que es de interés para el público y suma puntos en Google. Es un pilar fundamental para una buena campaña de SEO.

Consideraciones finales

En pocas palabras, el SEO mide la recepción y perdurabilidad de un negocio o portal en línea. Lo que se busca es adaptar contenido a lo que busca un cliente respetando los logaritmos de Google.

Hay muchas formas de lograr un SEO de calidad. Por ejemplo, los estudios de Yoast SEO en programas gestores de sitios web como WordPress son muy útiles. Permiten ver qué mejoras se pueden hacer para que el contenido sea óptimo para los análisis de los algoritmos.

Hay también otros métodos para hacer SEO. La idea es aparecer en las primeras pestañas de los buscadores para los usuarios. De la mano de una agencia de marketing de contenidos, se pueden lograr grandes resultados en una campaña online y el posicionamiento SEO.

¿Quieres un análisis SEO?

Ofrecemos analíticas on-page y off-page
Marketing de contenidos

Diagramación editorial: armado de libros, revistas e eBooks

Publicidad en LinkedIn: redes sociales laborales

Redacción SEO: producción de contenido optimizado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.